Ministerios Antes del Fin

                          Example of alt text  
¡Era hora de que la Iglesia de Jesucristo proporcionara respuestas!

¿Confundido por las profecías? 
Ver... 
¡Panorama profético!
La Verdad os hará libres

  • Masturbación

  • Campo misionero de ADF

  • Sexo Oral

  • Libro de Enoc

  • Preguntas y Respuestas

  • Datos Bíblicos

  • Música MP3 para bajar

  • Nuestro Director

  • ¿Por qué no mata Dios a Satanás?

  • Sexo durante la Menstruación

  • Preguntas frecuentes

  • Galería Fotográfica

  • Donaciones

  • El Diezmo

  • ¿Libros?

  • Defienda su fe

  • Matrimonio y Pornografía

  • Testimonios

  • ¿Desea ser salvo?

  • ¿Quién creó a Dios?

  • Biblias en Españól

  • La Biblia Responde

  • Sexualidad

  • La Biblia En línea

  • Todo sobre el Rapto

  • Misterios Revelados

  • Encuestas semanales

  • Misteriosos Dinosaurios

  • Virgen María

  • Todo sobre los ángeles

  • Adulterio
  • Preguntas y Respuestas
    Autor: Dawlin A. Ureña PhD.
    (El Doctor Ureña es Pastor, y miembro de la Asociación Científica
    CRS - Creation Research Society)
    Pastor Ureña, ¿Cómo puede un cristiano ser pro-vida y estar a favor de la pena de muerte? ¿No es hipocresía?

    Para los que no están familiarizados con los términos: Una persona es Pro-Vida cuando está contra el aborto, por lo tanto, está a favor de darle "Vida" al bebé no nacido, en vez de permitir que la madre tenga el "Derecho" de abortarlo.

    El punto de ser pro-vida es que le pongamos el mismo alto valor a toda la vida como Dios lo hace, desde antes del bebé haber nacido y hasta que él dé el último suspiro de vida, ya como un anciano.

    Derivamos nuestro alto valor de la vida al hecho de que cada ser humano está hecho a imagen de Dios. Por lo tanto, cuando alguien toma la vida de otro en un asesinato, están tratando a la persona que se asesina como menos importante y valioso de lo que es.

    Una madre no debería tener el "Derecho" de matar a un bebé, así como ninguna persona tiene el derecho de asesinar a otro ser humano en ninguna sociedad de esta tierra. Ahora bien. ¿Qué decir sobre la pena de muerte?

    Dios mismo instituyó la pena de muerte después del diluvio, cuando dijo: "Si alguien derrama la sangre de un ser humano, otro ser humano derramará la suya, porque el ser humano ha sido creado a imagen de Dios mismo." (Génesis 9:6)

    Aunque suene paradójico (algo en que tanto confía la mentalidad liberal - cuando le conviene), la razón por la que la pena de muerte es a la vez "Pro-vida", es porque pone el valor más alto posible en la vida de la persona asesinada al exigir la vida de la persona que violó ese valor mediante el asesinato.

    Es una manera fuerte de decir: "No está bien que un ser humano tome la vida de otro. Si asesinas, pierdes tu propia vida, porque la persona que mataste es así de

    valioso para Dios."

    Falacia sobre "No juzgar".

    Esta es otra mantra irracional e hipócrita usada por el que hace el mal ante los ojos de Dios para cubrir sus faltas y escapar así el ojo pesquisador de los que usamos el "Metro" (o sea, la Biblia) para sopesar qué está bien y qué está mal.

    Estos agentes de la doble moral dicen: "Sí la Biblia dice que no debemos juzgar, ¿Por qué lo hacen? Lo que ellos hacen es lo que hacen los legalistas dentro de la Iglesia de Jesucristo: toman lo que les conviene y desechan las porciones bíblicas que no les convienen. No recuerdan que la Biblia también nos manda a juzgar, pero "correctamente" o mediante el "Juicio justo" o "Juicio santo".

    Ver artículo exhaustivo sobre Juzgar con justicia

    Así que hay que mirar el contexto de los mandamientos como "No juzguéis, para que no seáis juzgados" (Mateo 7:1). Este tipo de juicio es el que condena a otros por hacer exactamente lo mismo que hacemos. El juzgar también significa "ser exigente", para poder "hacer una distinción entre el bien y el mal" conforme la Ley de Dios. Jesús enseñó repetidamente a los hombres a como juzgar correctamente, insistiendo que "Juzguen con justicia", (Juan 7:24). Jesús elogió a un hombre que juzgó bien (Lucas 7:43). Jesús también dijo: "Si tu hermano peca contra ti, ve a solas con él y hazle ver su falta… Si se niega a hacerles caso a ellos, díselo a la iglesia; y si incluso a la iglesia no le hace caso, trátalo como si fuera un incrédulo o un renegado." (Mateo 18:15, 17). Por supuesto, los ignorantes que alegan que no podemos juzgar ignoran lo que les conviene de la Biblia.

    En general, esos son los mismos que le llaman "mentiroso" a Jesús cuando defendió la fidelidad histórica de los primeros 3 capítulos del Génesis, incluyendo la creación en 6 días, la creación especial del hombre (sin la evolución) y lo reciente del mundo creado.

    Jesús espera que obedezcamos a su mandato de que "Juzgue el que puede, pero no debe juzgar el que comete el mismo pecado que hay que juzgar, ya que se sería hipócrita, al no mirar el poste que se tiene en el ojo y centrarse en la astilla del prójimo".

    El apóstol Pablo más tarde dio el mandamiento de Dios para la iglesia: "¿Acaso me toca a mí juzgar a los de afuera? ¿No son ustedes los que deben juzgar a los de adentro?... Expulsen al malvado de entre ustedes." (1 Corintios 5:12-13).

    Además, la Biblia nos dice que los gobiernos (que son las únicas entidades autorizadas para llevar a cabo la pena de muerte) son instituidos por Dios para mantener el orden: "Pues está al servicio de Dios para tu bien. Pero si haces lo malo, entonces debes tener miedo. No en vano lleva la espada, pues está al servicio de Dios para impartir justicia y castigar al malhechor", (Romanos 13:4).

    Por lo tanto, yo diría que la Biblia apoya la pena de muerte, a pesar de que es muy importante estar absolutamente seguro de que sólo los culpables sean ejecutados.

    Se amenaza al vivo maligno con la muerte, justamente para que no mate al bueno.

    AHORA, LEA MUY DETENIDA Y CUIDADOSAMENTE ESTE ÚLTIMO PÁRRAFO, YA QUE ÉL RESUME TODO LO QUE HEMOS DICHO:

    Mientras el aborto asesina al bebé inocente para salvar a los padres culpables, la pena de muerte mata (ajusticia) al culpable para hacer justicia al inocente, contra quien el ajusticiado cometió el crimen y para proteger a los demás inocentes contra quienes este criminal de seguro cometerá más crímenes si se deja vivo. ¿Dónde está la hipocresía?

    ¿Cómo podemos comparar el asesinato de un bebé inocente con la muerte de un violador en serie, un asesino en masa o un pedófilo empedernido - quienes han tenido 15 años en el sistema judicial para probar su inocencia, gastando dinero del contribuyente...?

    ¿Hemos perdido la objetividad?

    Dios dijo: "No matarás", pero Él especificó a quien no se debía matar: "No matarás al inocente y al justo; porque yo no justificaré al impío..." (Éxodos 23:7) porque si es culpable tiene que pagar por su pecado.

    y Dios agrega: "Si una persona pecare, o hiciere alguna de todas aquellas cosas que por mandamiento de Jehová no se han de hacer, aun sin hacerlo a sabiendas, es culpable, y llevará su pecado."(Levíticos 5:17)

    También Dios nos dice: "Aunque de ningún modo tendrá por inocente al culpable" (Números 14:18)

    Mientras se pruebe la culpabilidad de un acusado (violador, asesino en masa, etc.) ante la corte, el acusado puede ser condenado a muerte: "Si hubiere pleito entre algunos, y acudieren al tribunal para que los jueces los juzguen, éstos absolverán al justo, y condenarán al culpable." (Deuteronomio 25:1), y el que piense que Jesús vino a cambiar o a eliminar estas cosas especificadas en términos absolutos por Dios en el Antiguo Testamento, el mismo Jesús nos dice: "No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir." (Mataeo 5:17)

    Los hombres deben someterse a las autoridades. Por eso se nos dice: "Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas... Porque los magistrados no están para infundir temor al que hace el bien, sino al malo. ¿Quieres, pues, no temer la autoridad? Haz lo bueno, y tendrás alabanza de ella" (Rom 13:1-3), así que ante Dios sí se aprueba la pena de muerte, siempre que sean las autoridades "impuestas por Dios" quienes dén la condena y siempre que sea el resultado de un juicio justo y se compruebe totalmente su culpabilidad...

    Mientras que la mujer que aborta voluntariamente es una asesina por quitarle la vida a un inocente.

    ¡No hay comparación!

    Pastor Dawlin Ureña y Karla Gutierrez

    Búsqueda dentro de ADF y sólo sitios recomendados por ADF

    Únase al debate! (Regístrese y participe!):

    Comentarios de los usuarios de ADF manejados por Disqus


    Página Principal | En qué creemos | ¿Deseas ser salvo? | Galería | Defienda su Fe | Es el Islam una religión de paz?
    | Cuándo sucederá el Rapto de la Iglesia? | Testimonios |
    Niños | Visite la Web de nuestra Iglesia | Enlaces